Daniel Enciso Perez - Doctoralia.com.mx
Mínima invasión para enfermedad hemorroidal

La enfermedad hemorroidal se subdivide en interna (en el recto) y externa (en la piel del ano). Las hemorroides internas se presentan en distintos grados según la severidad del prolapso:

Grado I: Son internas y su principal síntoma es el sangrado, no se prolapsan durante la defecación.

Grado II: Sufren un mínimo prolapso durante la defecación.

Grado III: Se prolapsan y es necesaria la re-introducción manual.

Grado IV: El prolapso es permanente.

A partir del grado que presente el paciente se determina el tipo de tratamiento. En las primeras etapas un tratamiento conservador, es decir cambios en la dieta, medicamentos y medidas generales, suele ser suficiente para contrarrestar los síntomas.

A partir del grado II los tratamientos permiten diferentes alternativas. Se pueden emplear procedimientos de mínima invasión y procesos quirúrgicos, el especialista decidirá la mejor opción para cada caso en particular.

Mínima invasión

 

Un procedimiento mínimamente invasivo para la enfermedad hemorroidal tiene tres objetivos:

1. Recolocar o ligar los paquetes hemorroidales dilatados.

2. Preservar la anatomía del canal anal.

3. Favorecer la incorporación del paciente a su vida normal y laboral de manera más rápida.

Si en tu caso el sangrado es persistente y los síntomas no cesan después de un tratamiento conservador, se presenta la opción de realizar algún procedimiento mínimamente invasivo.

Algunos tratamientos pueden realizarse en el consultorio sin necesiadad de anaestesia, todo dependerá del grado hemorroidal que se presente. 

En algunas ocasiones es necesario realizar algún procedimiento en quirófano como el PPH, THD o los procedimientos láser.

Algunos de los tratamientos mínimanemente invasivos para las hemorroides son: 

Ligadura con banda elástica. Corta la circulación de una hemorroide interna y en cuestión de una semana se debilita y desprende.

Escleroterapia. Inyección de una solución química en el tejido para reducir la hemorroide.

Coagulación. Utiliza técnicas de luz, calor láser o infrarrojo, provocando que las hemorroides se endurezcan y se sequen.

Con base en la condición de la enfermedad hemorroidal de cada paciente se decidirá qué tipo de tratamiento va a favorecer su recuperación, recuerda que únicamente el especialista puede realizar estos procedimientos.


Call Now ButtonHaz tu cita